♦ La Inteligencia – Tratado

 

La Inteligencia

En el pasado, nacieron cuestionamientos en el hombre, debido a las sensaciones que sus sentidos le provocaban, ante un medio ambiente y una existencia que no alcanzaba a comprender.

Al principio, solo su apariencia lo hacía un tanto diferente al resto de los animales con los que cohabitaba en el medio donde empezó su desarrollo. Ante la necesidad de sobreponerse y protegerse del medio hostil, el instinto que provocó la inteligencia, lo indujo a iniciar una cultura necesaria para su sobrevivencia, la cual lo involucró en la dinámica que el progreso genera, que para bien o para mal nos ha conducido hasta el estado actual que guarda la sociedad moderna. Desafortunadamente el hombre actual se resiste y teme a los nuevos descubrimientos, de la misma forma que el cavernario se escandalizó en cada hallazgo que hizo en su marcha hacia la civilización. Por lo anterior, es necesario estar despiertos y dispuestos a descubrir y aceptar el potencial que el futuro y la inteligencia dentro del universo tienen predestinados para el ser humano. Comprendamos que hoy nos encontramos en la misma circunstancia que nuestros antepasados, sin encontrar respuesta a la razón de nuestra existencia en un universo tan inmenso y lleno de interrogantes.

Reconozcamos que la ciencia ha sido el pilar de nuestro desarrollo, sin embargo hasta ahora no ha sido suficiente para arrancar el cavernario que existe dentro de cada hombre moderno,  ya que aún nos siguen dominando los instintos que tanto daño le han hecho al ser humano.

CONECTÉMONOS para razonar con la inteligencia sublime y suprema de que somos capaces, para que dejemos atrás el cavernario que incubó al Ser Superior que aspiramos a llegar a ser.

.

Escala de la Inteligencia Pura y Suprema


♦ Primer Grado: Inteligencia Primaria Material Biológica e Inductiva.

Atomo / Inteligencia Mecanica

 Es la inteligencia original, la cual es el principio de todo, es la inteligencia de la energía que tiene dinámica, razón y motivo, por lo tanto es evolutiva. Si tomamos en consideración, que a partir de la existencia y comportamiento de la energía del átomo, su acción y reacción están regida por dinámica, razón y motivo, ello es esencial para todo lo existente y es el principio de la materia, vida y otras cuestiones que más adelante trataremos. Por lo tanto el comportamiento atómico y sus consecuencias son la inteligencia original, es decir, la inteligencia que da origen y sustenta a la materia y a la vida, es el primer eslabón, o el primer grado de la escala de la inteligencia Pura y Suprema.

.♦ Segundo Grado: Inteligencia primaria Biológica y Existencial

Inteligencia Biologica

La encontramos en el comportamiento vital de los vegetales. Un vegetal al nacer empieza a depender de las circunstancias que lo rodean sin poder elegir pensar y mucho menos actuar para tener calidad y variedad en su vida, lo más que su naturaleza mecánica le permite, es aferrarse a la vida para existir. En diferentes partes del mundo podemos contemplar esta férrea lucha que libran algunos vegetales trasplantados de su clima y territorio natural a circunstancias nada fáciles para su desarrollo. Cuántas veces hemos visto un pino o un abeto que inapropiadamente nace al pie de una vía de ferrocarril o en una cuarteadura de una roca o carretera, que futuro o expectativa a esos tipo de vida existencial en tales circunstancias le puede esperar. Esa forma de nacer no contiene ningún proyecto y solo es consecuencia de la maravilla mecánica de la vida. Por lo anterior la vida y existencia vegetal es mecánica, por lo tanto podemos señalar que el ciclo existencial vegetal es un ciclo mecánico inferior.

.♦ Tercer Grado: Inteligencia Instintiva.

Inteligencia instintiva

Es la perteneciente a la vida existencial animal. Este tipo de vida existencial puede variar bastante relativamente, algunas aves y otros animales pueden emigrar de un lugar a otro para variar sus circunstancias de sobrevivencia y decimos variar sus circunstancias de sobrevivencia por el hecho de que la variedad de vida de dichos animales depende de una vida nómada, porque en el caso de que fuese una vida sedentaria, los animales no podrían variar su tipo de vida debido a que no pueden y no tienen capacidad de transformar su medio ya que al carecer de pensamiento no tienen objetivos y sólo atienden a la inducción de su instinto de sobrevivencia.

Su ciclo existencial es demasiado estrecho, apenas un poco superior al ciclo vegetal, por lo tanto podríamos considerar al ciclo de la vida existencial de la fauna como un ciclo mecánico de nivel medio. Esto es si contemplamos la vida animal con sus cualidades y capacidades de emigración, ya que al trasladarse de un lugar a otro varían sus circunstancias de sobrevivencia dándole variedad a ella, pero jamás en cuanto a calidad de la misma debido a sus limitantes de elección. La cadena vital-existencial vegetal-animal y viceversa o la cadena alimenticia está basada en la inteligencia de la mecánica de la vida y dista mucho de la mecánica de la inteligencia formal, la cual parece estar solamente reservada para el hombre.

.♦ Cuarto Grado: Inteligencia Formal

Inteligencia formal del hombre

Es la serie de conceptos y su dinámica resultante de las tres inteligencias anteriores es decir, es la evolución y/o revolución de los tres grados previamente explicados. Dicho de otra manera más práctica y comprensible, la inteligencia formal es la dinámica social. Actualmente es la filosofía como la conocemos, las ciencias, las tecnologías, las costumbres y/o culturas, es el pre establecimiento y/o bases para pensar supuestamente en forma racional y con ello ubicarnos en una realidad incompleta que dista mucho de satisfacer las necesidades intelectuales de los grandes pensadores o genios que con sus desplantes calificados como anormales, por la manera preestablecida de pensar, han tenido que romper con la inteligencia formal y mecánica, para dar los frutos de pensamiento que han revolucionado la forma de actuar y de pensar de los hombres que no se han atrevido a pensar de manera más profunda, más amplia, más libre, más diáfana y más transparente, que lo que la inteligencia formal les permite, por el pre establecimiento existente de sus normas.

Con mucho respeto y amor a la inteligencia del hombre actual, es necesario analizar algunos conceptos que han servido de base estructural para la solidificación de la inteligencia formal. ¿Quién no ha escuchado frases que el mundo ha repetido a través de años y años sin detenerse a estudiar el significado en ellas contenido?

“El hombre es la medida de todas las cosas”

Sí, el hombre al iniciar su desarrollo intelectual observó que ningún otro ser animal o vegetal podía competir con él debido a su capacidad de pensamiento, de pronto pensó que era el centro del universo y empezó a compararse con todo lo que conocía y lo que imaginaba, necesitaba bases y codificaciones para darle una supuesta dirección y objetividad formal al ingenio que sentía tener, para ello fue necesario desarrollar y codificar el habla, su lenguaje, codificó la escritura, los números y le puso nombre a todo lo que le rodeaba y a sus conceptos subjetivos, de esa manera inició la transformación del mundo material para su uso, sin importarle la adulteración que estaba haciendo en la naturaleza, sin darse cuenta que esa adulteración desde el principio se hizo presente en su interior y su propia naturaleza y por ello decidió sencillamente que él sería la base de todo y por consiguiente; él sería la medida de todo y por consiguiente él sería la medida del universo.

Supongamos que la cualidad intelectual no hubiera recaído en el hombre, que el intelecto hubiera recaído en los dinosaurios, ¿Qué consecuencias se presentarían en la actualidad? ¿Tal vez el hombre se hubiera extinguido y el dinosaurio sería la medida de todo? ¿Y quién se lo podría discutir? Ellos serían el centro del universo y los actuales poseedores de la inteligencia formal, impondrían sus condiciones y sus antojos sin tomar en cuenta la inteligencia y las leyes que la intelectualidad pura exige.

Sí, desafortunadamente es necesario reconsiderar, rectificar y redireccionar la inteligencia formal que nos ha hundido en un espejismo de supuesto intelecto objetivo. Al considerar las costumbres culturales de dos países diferentes nos daremos cuenta que lo que en un país es bueno, en el otro se le considera como malo. No sería conveniente señalar cuestiones particulares referentes a ello para no utilizar de ejemplo a ninguna cultura o país en particular.

Invitamos al lector a que reflexione en relación a lo anteriormente expuesto, pero antes de hacerlo se libere de sus prejuicios con mente clara y abierta.

Análisis Reflexivo 

Lo perfecto es Perfectible

En la inteligencia formal y su cultura derivada, acostumbramos a hablar de perfección, constantemente vemos alguna obra, algún acto o hecho que agrada y supuestamente llena las perspectivas conceptuales de la perfección, ante ello es necesaria una interrogante: ¿Lo perfecto es perfecto o es perfectible? De lo que nos consta y conocemos: ¿Qué es perfecto? ¿Alguna melodía, alguna obra pictórica, las ciencias y la tecnología, acaso el hombre en su constitución? Qué es perfecto si todo ha evolucionado, acaso el universo es perfecto, o acaso el universo no evoluciona. Lo que evoluciona está en proceso, por lo tanto no representa perfección. Es verdad que en tiempo, espacio y materia, ciertos sucesos conceptuales llenan algunos requisitos de momento, pero dentro de la dinámica rítmica lo que hoy nos satisfizo y creíamos perfecto y suficiente, mañana ya no lo será. La mecánica de refinamiento físico e intelectual del hombre y del resto de la naturaleza es evolutiva, de constantes despertares. Por lo tanto, lo perfecto es perfectible.

Retomando el concepto de la inteligencia formal y después de reflexionar sobre el análisis intermedio, ¿Será positivo que nuestro intelecto siga descansando y utilizando de base la inteligencia formal, acaso esta manera de pensar será suficiente para alcanzar el nuevo amanecer del intelecto del género humano, para conquistar nuevos conocimientos?

Son evidentes los estancamientos intelectuales registrados a través de la historia, sólo hace unos cuantos cientos de años, la inteligencia formal establecía que el mundo era plano y en ese concepto descansaba la sabiduría. Hoy en el umbral del siglo XXI para el mundo intelectual y la inteligencia formal siguen habiendo muchos mundos planos, es decir: el hombre y su forma de pensar y de actuar está ensayando y conquistando espacios incomprendidos y cada día se aleja más de su interior sin darse cuenta que el viaje de conquista más importante que pudo lograr; es, era y será un viaje a su núcleo interior, donde descansa la inteligencia diáfana, pura y universal, la Inteligencia Creativa ¿A que nos referimos al escribir sobre Inteligencia Creativa y cómo se le definiría? A esta parte del tratado no corresponde la definición relativa a dicho concepto, solamente adelantaremos que es el quinto y superior grado de inteligencia.

Imperio y Fortificación de la Intelectualidad Estática

estatica mental

¿Quiénes la sustentan y a quiénes sustenta ella misma, será tal vez que la dinámica de retroalimentación entre dicha inteligencia y quienes la practican, se da por el hecho de no existir otras bases y formas de pensamiento? A qué nos referimos con ello: En diferentes tiempos, culturas y países, se han dado fenómenos intelectuales que repentinamente aparecen y de la misma manera se desvanecen y con ello se entiende que en la práctica, dichas formas de pensar no contribuyeron a evolucionar y mejorar la inteligencia de quienes la practicaron y desafortunadamente la historia nos muestra que esos sucesos, en lugar de iluminar al camino hacia el progreso, tendieron un manto negro de retraso e ignorancia. El mundo estuvo, está y tal vez seguirá poblado por multitudes de supuestos genios, cuyo principal problema es que creen ser inteligentes. Cuanta tristeza, sufrimiento y retraso nos relata la historia en relación a los actos de dichos genios. Sin embargo los supuestos genios y/o profetas enajenaron con sus doctrinas al hombre y lo siguen haciendo, ya que esos dogmas, costumbres y cultura, que no son más que contaminación intelectual, la seguimos trasmitiendo de generación en generación, de padres a hijos, a nietos y demás, sin ningún tipo de conciencia y ya dependemos de ello y tenemos que actuar de esa manera para ser aceptados por la sociedad. Tal parece que la debacle es inevitable, mientras no levantemos la mirada hacia las alturas y podamos distinguir la luz de amor e inteligencia, que la naturaleza del universo nos ofrece.

Existen libros que alimentan la ignorancia del hombre, que dicen cosas absurdas fuera de toda lógica y cuando alguien cuestiona su contenido en forma racional, hay quienes defienden esos predicados argumentando que dichos textos son simbólicos, que no se debe interpretar textualmente lo en ellos está escrito, ante esos argumentos se impone una pregunta: ¿Si en esos libros no se dice lo que está ahí escrito, entonces, qué dicen, cuál es el mensaje, de qué nos sirve? Lo único que se hace con dichos textos es engendrar y aún más fortalecer la ignorancia, confundiéndonos más de lo que ya estamos. Si la ciencia y la tecnología en sus libros no dijeran lo que dicen, si todo fuera simbólico, entonces qué dirían, sería la locura, cada quien interpretaría a su manera. En las matemáticas por ejemplo: algunos dirían que 1 + 1 son 3 y otros interpretarían que 1 – 1 resultarían 4, etc., etc. ¿Si todos los escritos fueran simbólicos cómo estaríamos? Completamente retrasados y sin posibilidades de progreso debido a tanta enajenación absurda. Seamos conscientes que el mundo y su cultura actual se fundó y sigue creciendo en las mismas creencias del cavernario, sigue creyendo en dioses del trueno y aferrado a sus ritos arcaicos, salgamos de nuestras cavernas a ver el sol del nuevo amanecer.

Le invitamos a reflexionar profunda y honradamente ¿Somos felices, de niños hubo decisiones tomadas por nuestros padres que hasta hoy nos afectan negativamente, la educación formal que se nos dio dentro y fuera de nuestro hogar, fue idónea para nuestras capacidades y necesidades de aquel presente, y el futuro que nos depara?

No amigo lector, en un mismo hogar y en las mismas escuelas han sido formados y educados de la misma manera exactamente genios y orates y lo peor de todo es que los mismos padres y maestros, al no entender a un niño extraordinario con inteligencia fuera de serie, lo señalan como niño problema y desadaptado, frenan e incluso evitan el florecimiento de estas criaturas con cualidades insospechadas, siendo víctimas de burlas, ataques y diferentes tipos de limitantes, solamente por el hecho de no ser mediocres y de romper con las costumbres de la inteligencia formal.

Análisis reflexivo:

La inteligencia formal es la estática mental que supuestamente asegura la estabilidad del progreso social, dicha estabilidad no debe ser pretexto para no incursionar con respecto a lo que el hombre no ha sido capaz de distinguir. Sí amigo lector, en todos los tiempos, las costumbres y la cultura han sido un obstáculo prácticamente insalvable para los intelectos extraordinarios; es decir; el hecho de ser inteligentes para muchos  y para quienes les rodean ha sido su problema. Recordemos el caso muy conocido de un hombre que se llamó Galileo Galilei, quien fue quemado en la hoguera por quienes satanizaron la verdad por él pregonada. Lamentablemente sigue habiendo muchos mundos planos en la mente de quienes sostienen la inteligencia formal y lo que es ya inadmisible, es que aún hoy se  siga ejerciendo esa práctica retrógrada de satanizar a los creadores de conceptos nuevos a pesar de comprobar que son verdad. La contaminación mental a la que se aferraban, sostenían, defendían y expandían a sus descendientes y congéneres los prejuicios y creencias de esas culturas, a pesar de carecer de fundamento o razón, era lo que le causaba un gran temor al hombre. Esa era la razón y el motivo por lo cual el hombre no se adentraba al mar, por el temor de caer a un abismo por carecer del valor necesario que le permitiera enfrentar y vencer ese temor infundado y así poder descubrir y comprobar que el mundo no era plano a pesar de quienes sostenían lo contrario. No merecen ningún respeto esas creencias, la de los mundos planos, por ser las únicas responsables y culpables de impedir que el hombre evolucione y alcance a desarrollar la inteligencia formativa que le tiene reservado el universo. Porque cuando uno se aferra, ya sea por costumbre cultural o social, comodidad, apatía, ignorancia, racismo, cobardía, temor o lealtad a una creencia; ya no avanza, ahí se queda empantanado, sin poder aventurarse, sin poder descubrir los conceptos del conocimiento que le permitan evolucionar para conquistar y conocer la verdad.

Sin embargo, ¿En qué situación te encontrarías con la cultura que has adquirido si de pronto te trasladaran a la época de la Edad de Piedra, qué harías para hacerles entender a nuestros antepasados cavernarios y explicarles que existe la electricidad, la escritura, la ciencia, tecnología y otros tipos de conocimiento, que en aquella etapa del hombre ni se imaginaban, cómo les harías entender que no existen dioses del trueno, del fuego, que no tienen caso los sacrificios humanos, etc., etc., etc.?

Sí respetables amigos, en esa supuesta situación se encuentran en la actualidad muchas personas en diferentes partes del mundo y se les llaman locos desadaptados o simplemente soñadores. Así como usted vería a los cavernarios que mencionamos con anterioridad, de la misma manera esos locos o soñadores miran y juzgan con extrema tristeza al mundo y su inteligencia formal. Amigos, liberémonos de prejuicios, ignorancia y mediocridad, aprendamos a ser un poco más visionarios y tolerantes, démosle los espacios necesarios a todo aquel desconocido Galileo Galilei que tenga algo que decirle al mundo para que mejore, pues uno o alguno de ellos puede ser cualesquier transeúnte que nos encontremos en nuestro camino cotidiano, quizá puede ser nuestro padre, nuestra madre, nuestro hermano, tal vez alguno de nuestros hijos y si acaso uno de ellos eres tú, ánimo, la verdad única es la inteligencia.

Las Costumbres de la Inteligencia Formal

ganador

En relación a las costumbres de la inteligencia formal, aparentemente es poco lo que se puede decir. Estamos acostumbrados a todo tipo de barbaridades, las cuales prácticamente ya no nos sorprenden. Sin embargo, cuando reflexionamos o somos víctimas de nuestra actual forma de pensar y de actuar, sólo en esos momentos nos enteramos de que las cosas como acostumbramos hacerlas, no deberían ser como son. Esto sucede repito, sólo cuando nos lacera y nos daña alguna situación de las que regularmente todos formamos parte, pero sólo cuando lo sentimos en carne propia, reaccionamos por un instante, dicha reacción debería ser a cada momento de nuestra vida, para con ello mejorar nuestra existencia y la de nuestros congéneres.

Nuestra manera de pensar obviamente precede nuestra manera de actuar. El desarrollo intelectual del hombre desde el principio, con todos sus defectos y sus tropiezos, se comprende y acepta, desafortunadamente a miles de años del inicio de la inteligencia formal, seguimos sin depurar nuestra forma de pensar y actuar. Nuestros razonamientos son individualistas, seguimos pensando en ganar nosotros, a costa del llanto, el dolor y la derrota de otros y sólo así nos creemos triunfadores; sin embargo, se impone una pregunta: ¿Ganar qué, triunfar en qué, porqué, paraqué? Ante estas preguntas se presentan muchas respuestas tan pequeñas que resultan inaceptables en todos los sentidos. Se habla de triunfar en los negocios, en la política y en los deportes. ¿Ganar qué, dinero acaso, acaso es triunfo ganar dinero explotando a otros? Qué triste y penoso es ganar y triunfar de estas maneras.

La Gran Derrota del Hombre sus Miserias y Consecuencias.

Materialista

¿A qué nos referimos con estos conceptos? Comentábamos recientemente, que los principios intelectuales del hombre con sus fallas y tropiezos eran aceptables, por la insipiencia de él mismo en las cuestiones de la inteligencia. En aquellas épocas, los trueques se daban con productos estrictamente necesarios, actualmente los trueques se han sofisticado haciendo depender a la sociedad, creándole necesidades superfluas y absurdas y todos participan de ello. Hemos degenerado de tal manera, que en lugar de crear riqueza recurriendo a los talentos y grandiosidades naturales del hombre, se está explotando la miseria del género humano.

La miseria del hombre y sus consecuencias; con lo anterior nos referimos a que la ignorancia, la cual es pobreza intelectual, representa riqueza para unos cuantos. A quienes explotan la ignorancia, tendremos que preguntarles si su riqueza obtenida vale la pena, a costa de tanto dolor y hambre de gente buena sin malicia y de niños absolutamente inocentes y ajenos al sistema social al que pertenecemos.

En la actualidad, inmensas fortunas e imperios económicos se crearon y se sostienen explotando la miseria del hombre, se hacen enormes negocios comerciando con el odio, la vanidad, incluso el amor (el amor no es una debilidad, es la riqueza principal en nosotros contenida y la fortaleza que todo lo puede. Es el principio y la continuidad de la Inteligencia Suprema) y otras muchas más debilidades de nuestro género, entre ellas los vicios y otras necesidades creadas, podemos agregar a las modas y a las apariencias sociales, que tanta importancia tienen para tanta gente. Nos importa más la apariencia y el qué dirán, que el sentirnos tranquilos, satisfechos y en paz con nosotros, como con nuestros hermanos del género humano y de la naturaleza de la cual formamos parte y a la cual estamos destruyendo en nuestro supuesto afán de avanzar, ganar y triunfar a costa de nuestra propia destrucción y de lo que nos rodea.

La moda y la vanidad son algunas de las causas principales que merman y condicionan al hombre. Ello es parte fundamental del qué dirán, es lo que produce la presión de grupo; es decir; la presión social contra el individuo. Nos preocupa más una rotura en nuestros zapatos o nuestra indumentaria que una fisura en el alma. Es claro que nos importa más nuestra apariencia física, nuestra posición social, nuestra indumentaria y accesorios personales, todo esto lo cuidamos con esmero, aunque por dentro nuestro ser, nuestra alma, esté hecha pedazos. Entendamos que nuestra riqueza no está en nuestras propiedades, ni en nuestra indumentaria, ni en el qué dirán. La riqueza máxima del individuo es él mismo. Nuestro problema, es que nuestros ojos saben mirar sólo a nuestro derredor, buscamos supuestas riquezas en el exterior, no sabemos mirar ni valorar la auténtica y única riqueza, el potencial increíble que guarda nuestro ser interior.

Entendamos que el oro y el dinero, ningún valor tendrán, cuando a nosotros ya no nos interesen. Respecto a la ciencia, la tecnología y la filosofía, no fueron adquiridas con dinero, son sólo algunas aportaciones de las maravillosas riquezas que guarda en sí el ser humano. Cada invento, cada idea, cada concepto elevado que el hombre aporta es la muestra palpable e irrefutable de que la riqueza nuestra está dentro de nosotros y sus nombres son Amor e Inteligencia. ¡Enriquécete, conquístate, cultívate, aporta tu inteligencia y tu amor, la decisión es tuya. Necesitas y necesitamos de ti!

El amor, el odio, la vanidad y el temor son reflejos conductuales, ¿Quién puede abstraerse del sentimiento de placer puro y auténtico, cuando uno acaricia y besa a un niño y este nos corresponde de igual manera, o con el hecho de darle algún tipo de ayuda o un sencillo obsequio que él nos corresponda con una sonrisa? Una sonrisa o gesto de agradecimiento de un pequeño es lo más puro y genuino de lo que en la vida podemos disfrutar, no existe en ello interés ni hipocresía. Conservémoslos así, no los contaminemos con odio, vanidad o temor, ya que estos tres defectos son cien por ciento ignorancia y a partir de ellos se fundan las miserias del hombre y fueron, son y serán los causantes de todo los males que sufre la humanidad.

Aprendamos de los niños y de toda persona sencilla y amable que se cruce en nuestro camino. Detengámonos un poco y pensemos. No contaminemos a las nuevas generaciones, preparémonos para estar a su nivel en las cosas buenas y progresistas, no nos limitemos para no delimitar las cualidades y el potencial natural contenido en nuestros descendientes. Las nuevas generaciones necesitarán que les demos la oportunidad de salir fuera de la caverna oscura de nuestras costumbres y con sus nuevos descubrimientos nos enseñen y guíen al nuevo mundo, donde se logrará nuestra real y auténtica emancipación. No las limitemos si pueden volar, si pueden liberarse de las cadenas de la ignorancia, del dolor, del odio, del miedo, de la vanidad y de la avaricia. Si hablan de amor y fraternidad escuchémosles. Es el primer paso del mensaje universal a nuestros corazones postrados en el camino; como estamos nunca llegaremos a lo prometido y divino. Abramos los ojos, veamos la luz escuchemos la palabra inteligente, la cual es amor e inteligencia pura.

Agudicemos nuestros sentidos, clarifiquémoslos, no más tristezas ni dolor, iniciemos la marcha por el camino por el cual avanzaremos y escalaremos dejando atrás al hombre irracional y lleno de prejuicios, para que se dé la transmutación de nuestro estado físico animal a el ente universal, que por naturaleza siempre fuimos, el cual la oscuridad de nuestros prejuicios e ignorancia nos impidió reconocer.

Por ello nunca nos vimos reflejados en el harapiento, en el derrotado, en el que tenía hambre, en el que tenía sed de justicia, en el que quiso decir una verdad y no fue escuchado.

Entendámoslo no existen condiciones sociales, culturales, raciales, colores, ni credos, estos sólo son consecuencia de la inteligencia formal. Entendámoslo únicamente existe y debe existir Humanidad.

Las condiciones a que hicimos referencia sólo han dividido y enfrentado al hombre. En nosotros mismos, en nuestro cuerpo, tenemos diferencias que se supone son adversas, tenemos una mano izquierda y otra derecha y así nos amamos, aceptamos y no nos cortamos ninguna de ellas; las tenemos para un fin y las necesitamos a ambas, ¿Hasta cuándo entenderemos que de igual manera nuestros hermanos de género nos necesitan y los necesitamos?

Aceptémonos, amémonos, amemos a todos y a todo lo contenido en el universo, ya que en esencia el universo es uno y uno es el universo. No luchemos contra él, él no lucha contra nosotros.

.

Quinto Grado: Inteligencia Creativa Pura y Suprema

.

La Inteligencia Suprema Universal se manifiesta en la materia a través del pensamiento del Ser Humano Universal

El hombre nace con la inteligencia mecánica, biológica e instintiva heredada, desarrollada y activada en su memoria celular genética y genérica.

La inteligencia formal es todo el conocimiento heredado, aprendido, aceptado e inculcado a través de la educación formal recibida.

El hombre no nace con la inteligencia Suprema Universal desarrollada, nace con la aptitud para desarrollarla si tiene y sostiene la actitud necesaria para ello.

La inteligencia Suprema Universal, al igual que todo el conocimiento universal, la ciencia y la tecnología, no bajará a la frecuencia baja del hombre. El hombre quien debe elevarse para llegar a sintonizar y conectarse a  las frecuencias elevadas universales y  descubrir, conquistar y desarrollar todo el conocimiento que le tiene reservado el universo.

El hombre no aprende a desarrollar la Inteligencia Suprema Universal de la enseñanza formal. La desarrolla al aprender a elevarse, alcanzar, sintonizar  y conectarse a los altos niveles frecuenciales donde se encuentra, y desde ahí bajar a la frecuencia físico material temporal del hombre los nuevos conceptos, descubrimientos y creaciones en todas las áreas del conocimiento, del arte, la ciencia y la tecnología y así ser un conquistador universal, auténtico héroe benefactor de la humanidad.

El Ser Humano Universal genera pensamientos creados por los sentimientos, inducido por las necesidades y el entendimiento del espíritu. Al estar sintonizado, conectado y aunado a la frecuencia mas elevada universal (la V frecuencia universal), el Ser Humano Universal es entonces gobernado en sus pensamientos y en sus actos por la energía dinámica del Espíritu Universal. Es así como se manifiesta el espíritu en la materia.

Pensamiento e Inteligencia Suprema Universal

 

BioUniversal ®

neocismo@gmail.com

Anuncios